“¡Yo quiero ser alto como mis amigos!”

Aun enfermeros con mucha experiencia al bordo del Africa Mercy nunca habían visto un caso como el de Ulrich, de doce años. Ulrich nació con músculos en sus piernas que no se desarrollaban al mismo ritmo que sus huesos, dejando sus piernas dobladas drásticamente hacia atrás.

Su madre estaba desesperada por encontrarle a Ulrich la ayuda que necesitaba, pero el costo de la cirugía y la gravedad de su condición significaron que sus esperanzas pronto desvanecieron.

A pesar de las miradas constantes y el ridículo, Ulrich aprendió a adaptarse a su condición. Aprendió a caminar con palos hechos de ramas robustas, pero experimentó dolor en sus manos y articulaciones al soportar su peso corporal todo el tiempo. “Estaba preocupado de que, si sentía tanto dolor ahora, solo iba a empeorar a medida que crecía”, dijo Ulrich.

Le rompía el corazón que le resultaba cada vez más difícil ayudarle a su madre a recoger leña y agua. “Tenía miedo de crecer así. No quería que esto fuera todo lo que mi vida iba a ser “.

El día en que Ulrich llegó a Africa Mercy para su cirugía gratis, el cirujano voluntario Dr. Frank Haydon se sorprendió. “Se movía como un insecto. Como un grillo. Nunca había visto algo así,” dijo el Dr. Haydon. “Justo cuando creo que he visto el peor caso en mi carrera, me encuentro con el próximo Ulrich y me mantiene motivado a ayudar.”

Después de varias cirugías complejas, Ulrich se despertó con dos piernas rectas en moldes. Durante su primer intento de ponerse de pie, Ulrich extendió la mano para ver si podía tocar el techo.

“Cuando antes caminaba por la calle, la gente me miraba fijamente. Ellos pensaban que yo solo era una persona discapacitada, y me trataron de manera diferente. Ahora, mirarán de nuevo”, sonrió Ulrich. Cuando terminó su estancia en Africa Mercy, Ulrich le ofreció un regalo al Dr. Haydon — sus viejos bastones. Ahora capaz de caminar correctamente, Ulrich sabía que ya no los necesitaría.

¡Ahora Ulrich se para con la frente en alto y está emocionado de mirar a su futuro a los ojos, y trabajar hacia su sueño de obtener una educación!