Le estamos muy agradecidos por estar junto a nosotros con sus oraciones, servicio y generosidad.

Gracias a USTED, las familias y las comunidades se están transformando una cirugía — y una vida — a la vez.

¡Gracias!