Mercy Ships no es sólo para voluntarios médicos; se necesitan cientos de personas de todo el mundo, capacitadas en muchos campos diferentes, para que la misión de esperanza y sanidad sea un éxito. Para Denise, una ex trabajadora del personal de Camerún, Mercy Ships fue una oportunidad para desarrollarse en su carrera.

Denise trabajó duro durante toda la escuela y obtuvo una educación centrada en la ingeniería eléctrica, pero cuando llegó el momento de solicitar un empleo, se enfrentó a varios retos.

“Me encontré con muchos desafíos debido a mi feminidad”, compartió. “Eventualmente, tuve que ceder cuando se trataba de tener un trabajo.”

Un día, mientras trabajaba como costurera, Denise escuchó acerca de un barco hospital que necesitaba trabajadores adicionales para ayudar a que el barco funcionara sin problemas.

“Tuve la idea de solicitar trabajo en el servicio doméstico porque pensé que podría encontrar el mismo desafío de ser mujer… pero me equivoqué”, dijo Denise. ” Son accesibles a todos – hombre-mujer; todos son iguales para ellos. “

A Denise se le pidió que se uniera al equipo eléctrico a bordo del Africa Mercy, y durante el tiempo que estuvo en el barco, pudo perfeccionar sus habilidades profesionales en un ambiente positivo.

“Lo mejor de mi trabajo es cuando aprendo algo nuevo de lo que no tenía ni idea”, dijo. “Y cuando siento que lo estoy dominando, ¡me emociono tanto! Sé que puedo aportar este conocimiento a mi país y a los demás”.

Denise comenta que su tiempo a bordo le permitió más que una oportunidad de avanzar en su carrera, sino también una oportunidad de encontrar la sanidad por sí misma. Antes de unirse al equipo de Mercy Ships, perdió a su madre por un repentino ataque al corazón. Esta pérdida afectó a Denise, y ella se esforzó por superar el dolor que la acompañaba.

“[el equipo] ha estado conmigo durante todos esos períodos difíciles”, dijo. “Hay como una magia. Un amor aquí que te cautiva y cambia tu corazón inmediatamente.”

Ahora, Denise está entrenando para convertirse en un técnico de BioMed – un papel esencial que asegura que todo nuestro equipo quirúrgico y de diagnóstico funciona con un estándar profesional. Eventualmente, Denise regresará a su país para compartir el conocimiento que ha obtenido durante su tiempo a bordo.

“Nunca imaginé que había mucho en mí que podía explorar”, compartió Denise. “Estoy tan feliz y lista para volver a mi país a servir de la mejor manera posible. Podemos hacerlo juntos”.